Uso de Guión

 

[ - ]

Además   de   ser   usado   para   dividir   palabras   a   final   de   línea,   se   puede   utilizar   en determinados  casos  para  unir  dos  palabras,  dos  meros  o  una  palabra  y  un  mero  o viceversa. El uso del guión es frecuente en los textos científicos:

 

 

 

Se almacena a 4 ºC-6 ºC durante…

 

 

 

En las páginas 156-73…

 

 

 

Gracias a Wolfgang Bablok (1938-1998)…

 

 

 

Y la relación coste-beneficio…

 

 

 

El circuito petición-medición-informe…

 

No  hemos  de  utilizar  el  guión  como  signo  de  restar,  ya  que  el  signo  matemático

menos (–) tiene una longitud superior. Sus funciones principales son:

o    Unir palabras compuestas o que tienen entre sí algún grado de dependencia.

o    Relacionar dos o más palabras, números, etc.

o    Indicar  la  división  silábica  de  una  palabra  y  al  final  de  un  renglón  cuando  no  cabe

entera la palabra.

o    A  diferencia  del  inglés,  el  guión  en  español  separa  más  que  une  (suele  verse enfrentamiento en: América–Guadalajara, pero alianza en: franco–germana).

 

 

 

 

 

 

52



En  palabras  compuestas  se  utiliza  cuando  se  contrasta  el  carácter  individual  o contrastante de los componentes de la palabra:

 

Guerra    franco-prusiana;    competencia   anglo-americana;

diálogo judeo-cristiano.

 

También  debe  utilizarse  cuando  las  dos  palabras  que  forman  el  compuesto  son demasiado largas (especialmente si son dos esdrújulas):

 

 

 

Mítico-filosófico  ( míticofilosófico);  lingüístico-idiomático

( lingüísticoidiomático).

 

El  guión  se  suprime  en  el  caso  de  compuestos  de  palabras  breves,  o  que  indican cooperación o alianza (excepto el caso anterior):

 

Las raíces judeocristianas de nuestra civilización. El modelo neoconservador o posliberal.

Las alianzas políticas hispanoamericanas.

 

El desarrollo psicosocial.

 

Tanto en textos creados en español como traducidos de otros idiomas, el error más frecuente es usar el guión en todas las funciones que corresponden a la raya y al menos. Como  el  caso  de  las  mayúsculas  sin  acentuar,  su  origen  se  debe,  en  parte,  a  una complejidad técnica que se daba en los procesadores de texto antiguos, donde no era fácil tener acceso a este tipo de símbolos mediante una combinación sencilla de teclas.

 

Por eso debe tenerse especial cuidado al traducir términos ingleses que incluyen este signo  porque  en  aquella  lengua  tiene  una  connotación  de  unión  que  se  omite  o  varía  al traducirlos al español.

 

 

 

postparto, posventa, postoperatorio, ex ministro…

 

 

 

ex presidente, rehacer, reconstruir, prenatal, prehistoria…

 

 

 

post-parto, post-venta, post-operatorio, ex-ministro…

 

 

 

ex-Presidente,   re-hacer,   re-construir,   pre-natal,   pre-

historia…

 

Cada  vocablo  de  por  sí,  ya  simple,  como  guardia, poner, ya  compuesto,  como salvaguardia, reponer, se ha de escribir aislado, o  con  entera  separación  del  que  le preceda  o  siga.  Sin  embargo,  en  la  escritura  hay  necesidad  muchas  veces  de  dividir  una palabra, y entonces se ha de observar lo siguiente:

 

 

 

53



 

Cuando al fin del renglón no cupiere un vocablo entero, se escribirá solo una parte, la

cual siempre ha de formar sílaba cabal. Así, las palabras con-ca-vi-dad, pro-tes-ta, sub-si-guien-te, podrán dividirse a fin de renglón por donde señalan los guiones que van interpuesto en dichas voces, mas no de otra suerte.

 

Esto no obstante, cuando un compuesto sea claramente analizable como formado de palabras que por solas tienen uso en la lengua, o de una de estas palabras y un prefijo, será  potestativo  dividir  el  compuesto  separando  sus  componentes,  aunque  no  coincida  la división con el silabeo del compuesto. Así, podrá dividirse no-sotros o nos-otros, de- samparo o des-amparo.

 

Como cualquiera diptongo o triptongo no forma sino una sílaba, no deben dividirse

las letras que lo componen. Así, se escribirá gra-cio-so, tiem-po, no-ti-ciáis, a-ve-

ri-güéis.

 

Cuando la primera o la última sílaba de una palabra fuere una vocal, se evitará poner esta letra sola en fin o en principio de línea.

 

Cuando al dividir una palabra por sus sílabas haya de quedar en principio de línea con

h precedida de consonante, se dejará ésta al fin del reglón y se comenzará el siguiente con la h: al-haraca, in-humación, clor-hidrato, des-hidratar.

 

En  las  dicciones  compuestas  de  preposición  castellana  o  latina,  cuando  después  de ella viene una s y otra consonante además, como en constante, inspirar, obstar, perspicacia, se han de dividir las sílabas agregando la s a la preoposición y escribiendo, por consiguiente, cons-tan-te, ins-pi-rar, obs-tar, pers-pi-ca-cia.

 

La ch y la ll, letras simples en su pronunciación y dobles en su figura, no se desunirán jamás.  Así,  co-che y  ca-lle se  dividirán  como  aquí  se  ve.  La  erre  (rr)  se  halla  en  el mismo caso, y por ello debe evitarse separar los dos signos de que consta, que habrán de ponerse de esta manera: ca-rre-ta, pe-rro.

 

Cuando los gentilicios de dos pueblos o territorios formen un compuesto aplicable a una tercera entidad geográfica o política en la que se han fundido los caracteres de ambos pueblos  o  territorios,  dicho  compuesto  se  escribirá  sin  separación  de  sus  elementos: hispanoamericano, checoslovaco, afroantillano.  En  los  demás  casos,  es  decir, cuando  no  hay  fusión,  sino  oposición  o  contraste  entre  los  elementos  componentes,  se unirán estos con guión: franco-prusiano, germano-soviético.