Uso de Comillas

Pueden ser de tres tipos:

 

o    Voladas sencillas (verticales simples): [‘…’] o [...’] o ['...'].

o    Voladas dobles (inglesas o verticales altas): [“…”] o [“...”] o ["..."].

o    Bajas dobles (latinas, horizontales, francesas o angulares): [«...»].

 

Irán en redondas y entre comillas voladas dobles:

 

o    Títulos   de   cursos,   proyectos,   becas,   congresos,   foros,   seminarios,   diplomados, conferencias, reuniones de trabajo (Nacionales, Estatales o regionales).

o    Apartados, capítulos, partes y colecciones de los libros.

o    Títulos de artículos en publicaciones periódicas (diarios, revistas o suplementos).

o    Títulos de cuentos, ensayos, boletines, reportajes, crónicas, editoriales.

o    Títulos    de    documentos   como    cuestionarios,    informes,    decretos,    directorios,

calendarios,  estudios,  evaluaciones,  listas,  formatos  o  cédulas  elaborados  para  el

análisis, seguimiento o cumplimiento de alguna actividad.

o    Títulos de cualesquiera de las Actas levantadas por Consejo o Junta.

o    Títulos de los Acuerdos o Resoluciones aprobados por los Consejos General, Locales

y Distritales del Instituto.

o    Títulos  de  los  manuales,  guías  o  lineamientos  elaborados  por  cualesquiera  de  las Direcciones Ejecutivas del Instituto; excepto aquellos que se han publicado, ya que los títulos publicados van en cursivas y sin comillas.

o    Para  citas  textuales.  Si  dentro  de  un  texto  entrecomillado  [“…”] existe  otra  cita  o palabra que requiere comillas, se usarán las comillas sencillas [‘…’] [estas últimas no deben usarse en otros casos].

 

 

 

45



Para marcar títulos:

 

“Tipos  de  materiales  de  referencia”  es  un  apartado  del capítulo  “Materiales  de  referencia”,  escrito  por  F.  Canalias Reverter  y  F.  J.  Gella  Tomás,  del  libro  Bioquímica  clínica  y patología  molecular,  dirigido  por  X.  Fuentes  Arderiu,  M.  J. Castiñeiras Lacambra y J. M. Queraltó Compañó.

 

Para indicar que un texto es una cita textual:

 

El Acuerdo CG431/2003, numeral tercero dice “La evaluación técnica de la documentación electoral se realizara [...]”

 

Para indicar que una palabra se utiliza en un doble sentido o en una acepción especial:

 

Estos autores a menudo “maquillan” los resultados.

 

Para marcar un uso metalingüístico:

 

Utilizaremos el adverbio “cuando” cuando sea necesario.

 

Con  anticipación  se  les  dijo  que  no  van  a  recibir  una

“calificación”, sino una evaluación…

 

aunque para esta última función también se pueden utilizar las cursivas.

 

Las  comillas  voladas  dobles [...”]  se  utilizan  básicamente  para  las  citas textuales  cuando  son  cortas  (hasta  aproximadamente  tres  renglones).  Si  la  cita  excediera esta  longitud  se  intercala  sangrada  y  con  tipografía  uno  o  dos  puntos  menor  al  texto principal y no irá entrecomillada, puesto que el párrafo sangrado indica ya que se trata de una cita.

 

No  deben  utilizarse  comillas  para  títulos  de  libros,  obras  artísticas,  ni  apodos.  En todos estos casos se utilizan cursivas o bastardillas.

 

En todos los casos, no se ha de dejar nunca ningún espacio entre la primera comilla y

la letra o cifra que la sigue, ni entre la segunda comilla y la letra o cifra que la precede.

 

En  lo  posible,  deben  utilizarse  comillas  tipográficas  (“…”) en  lugar  de  los  signos comunes de máquina de escribir ("…"). Muchos sistemas insertan las comillas tipográficas automáticamente.

 

Las comillas bajas dobles [«...»] tienen la misma utilidad que las comillas voladas  dobles.  Sin  embargo,  a  pesar  de  que  algunos  autores  recomiendan  utilizarlas  en primera instancia, como en la mayoría de máquinas de escribir y ordenadores están menos disponibles en el teclado que las comillas voladas dobles, son mucho menos usadas.

 

 

 

46



 

Se pueden obtener presionando la combinación Alt + 174 («) y Alt + 175 (»)

en el teclado numérico (Windows).

 

Cuando un texto entrecomillado abarque más de un párrafo, se usarán, solamente, al inicio del primer párrafo las comillas izquierdas [«]; a partir del segundo párrafo y hasta el último (al inicio de cada uno), usaremos las comillas derechas [»]; y cerraremos el final

del último párrafo, con las mismas comillas [»].

 

Nota: En España, el uso de las comillas —especialmente en la publicación de libros—

es el siguiente: Las propias de ese lugar son las latinas »). Las comillas altas o inglesas

(“…”) sólo las utilizan para encerrar textos que estén ya entre comillas latinas. Las comillas simples  (‘…’) las  usan  para  entrecomillar  textos  dentro  de  fragmentos  que  estén  entre

comillas inglesas —que a su vez estén entre latinas— o en un párrafo no entrecomillado

para  citar  palabras,  sintagmas  o  frases  en  su  valor  conceptual  o  como  explicación  o definición de otros:

 

«Ejercicio:  analizar  el  titular  "Bobbit  perdió  sus  ‘atributos’

más preciados".»

 

Les  comillas voladas sencillas [...’] se utilizan en aquellos casos en que conviene  entrecomillar  una  palabra  o  sintagma  que  se  encuentra  en  una  oración  entre comillas  que,  a  su  vez,  ya  se  encuentra  dentro  de  un  texto  entre  comillas.  Las  comillas simples ( o ) se usan al principio y al final de una palabra o frase incluidas como cita o puestas de relieve dentro de un texto entrecomillado más extenso. También se emplean para indicar  que  una  palabra  está  usada  en  su  valor  conceptual  o  como  definición  de  otra, ejemplo: espiar ‘acechar’.

 

Cualquier observación que intercale el redactor, debe ir fuera de las comillas o, si esto

no fuera conveniente, encerrada entre corchetes. No se deben emplear guiones o paréntesis para esto. También se utilizarán puntos suspensivos entre corchetes […] para indicar que se

ha suprimido una porción del texto citado.

 

Algunos piensan que nunca puede haber punto dentro de las comillas o dentro de un paréntesis, esta cuestión es de fácil respuesta: si las comillas se abren después de punto o dos puntos, el punto final irá dentro de las comillas; si, por el contrario, la cita comienza con minúscula, el punto irá fuera de las comillas:

 

Compre  ahora  nuestro  producto.  (No  lo  deje  para  mañana;

quizá sea tarde.)

 

Compre ahora nuestro producto (quizá mañana sea tarde). Me dijo: «no pienso volver a verte» y se largó.

Me lo dijo bien claro: «No pienso volver a verte

 

 

 

47



Para   distinguir   las   palabras   sobre   las   cuales   quiere   el   que   escribe   llamar particularmente  la  atención  del  lector,  se  subrayan  en  lo  manuscrito;  y  en  lo  impreso  se ponen en letra cursiva, y a veces con versales u otras que resalten por su figura o su tamaño.

Se practica lo mismo con las voces o citas en idioma extranjero, con el texto literal de citas

en castellano, con los títulos de libros y con las dicciones y cláusulas que en las obras de enseñanza y otras se ponen de ejemplo.